• Lucía Oliverio

9 DE JULIO

Baje a la calle. Tenga cuidado al salir, que hay un escalón más alto de lo que parece y más bajo de a lo que uno le prestaría atención. Siga, esquive el pozo en la vereda, frente al kiosco, llegando a la esquina. Cuide los colores de los semáforos, no se le ocurra redondear los segundos: eso es para expertos. Los novatos deben cruzar en tres tramos, o en dos si aprietan el paso. Sólo los profesionales (me incluyo) lo logran de un tirón y dibujando un zigzag. Qué talento útil sólo para mí: me regaló 10 minutos cada día de los últimos dos años. Bueno, usted siga. Mientras espera la luz del semáforo en la esquina, haga un paneo 180º, respire hondo, absorba el verde con gris entre bocinas, que en eso hay encanto. Lo he visto poco, pero eso dicen. Es verano, así que busque sombra en el cartel del estacionamiento de la esquina o bajo el ficus desproporcionado frente al café, ese que ya parece ombú.

Si hay viento, cierre los ojos por momentos y guarde la cabeza entre los hombros. Si le entra una basurita porteña tendrá que seguir su camino tuerto. Pero no deje de mirar cuando pueda. Relájese y respire pero no se cuelgue, que le va a cambiar el semáforo. Una vez habilitado, cruce con firmeza. En la primera escala salude al Obelisco, que va a estar a su derecha. Respire hondo. Concentre la mirada. Disfrute. Eso me han contado. Ahí con nueva luz verde fíjese si llega a ensayar un trote para evitar más escalas o si decide tardar un tramo más de luces. Si llueve, extremo cuidado. Hay tramos de baldozas nuevas que resbalan. De noviembre a marzo, ni pise una florcita de jacarandá o lapacho, que terminará llegando a la esquina de nalgas. Claro que puede tardar, ahí hay mucha magia. Usted no llega tarde a mi oficina, no va apurado porque cierra el chino, no viene concentrado en si depositó el pago de expensas. Si puede, haga suya cada cuadra de mi calle, se la presto. En el fondo, haga su camino y disfrute. Del camino y de usted caminando. Nadie hace dos veces el mismo zig zag. Si se pierde en la imperfección perfecta de este paisaje urbano pero registra un mínimo, ya la próxima vez no me tendrá que preguntar “¿cómo conviene cruzar la 9 de Julio?”

#divagandoenpluma

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo